Consejos para correr con calor este verano

Correr con calor

Hace un mes que dimos la bienvenida al verano y ¡cómo se ha notado! Temperaturas altas, muchas horas de sol, y sobre todo muuuucho calor. Lo de todos los años, vaya. Pero esto no debería hacer que cambiáramos nuestras costumbres. No tenemos porqué encerrarnos en casa y dejarnos intimidar por el calor (sobre todo si no tenemos aire acondicionado).

Actuando con precaución y siguiendo los consejos de los profesionales, podemos seguir haciendo vida normal en verano. Estos veranos cada vez más agresivos… Los que tenéis por rutina salir a correr durante todo el año, ¿seguís saliendo a correr con calor? No tenéis por qué dejar de lado vuestros entrenamientos, pero sí hacerlos bajo ciertas medidas y con precaución.

Hoy os dejamos algunos consejos para correr con calor que debéis seguir si no queréis morir en el intento

1. Keep calm: relájate, es verano ?

Tienes todo el año para entrenar duro y superar tus metas. Reconozcámoslo. Correr con calor no es lo mejor del mundo. No te animamos a que no lo sigas haciendo, pero tómatelo con calma. A no ser que tengas que prepararte para alguna carrera o competición, no te fuerces.

2. Cambia tu rutina

Adapta tus salidas de running al verano. Cambia tu recorrido y sustitúyelo por uno donde puedas correr a la sombra, sobre hierba o césped y mejor que mejor si hay árboles que puedan darte sombra y alguna fuente donde puedas refrescarte. Lo de correr por carretera o asfalto está muy bien, pero en verano da mucho calor. Mejor olvídate.

Por supuesto no existen más horarios que dos: por la mañana (pero bien temprano) o por la noche (pero bien tarde). Elige el que mejor vaya con el resto de actividades que hagas durante el día y adáptate a madrugar mucho o a irte a la cama tarde. Si vas salir a correr con calor durante el día, date por derretido.

2. Bebe mucha pero que mucha agua

Hidratarse es fundamental en cualquier momento y situación del día a día. Como no cuando vamos a hacer cualquier actividad que implique un esfuerzo o a la hora de hacer ejercicio. Pero más en verano y mucho más cuando se trata de salir a correr con calor. Ya lo decía Bruce Lee: “Be water, my friend”

3. Ropa ancha y transpirable

Como cualquier runner que se precie, imaginamos que sales a correr con ropa bien ajustada y colores fluorescentes bien vistosos. Pues en verano olvídate. Para correr con calor la mejor alternativa es vestir ropa más bien ancha (o que, al menos, no se pegue al cuerpo como la lycra) y colores claros o neutros. Como mínimo, deja la ropa deportiva negra en el armario hasta octubre.

4. Hacer caso a las señales de alerta

Ya somos mayorcitos para hacer tonterías. Evita salir a correr los días de alerta por ola de calor o deja de hacerlo en el momento en el que te encuentres mal. A la mínima molestia (dolor de cabeza, pérdida de control del cuerpo, sudoración excesiva, malestar del estómago, mareos, náuseas…) vuelve a casa y descansa. El calor no perdona y puede ser muy traicionero.

5. Protegernos

Venga, va. Por último una que nos han dicho para todo. Usa protección. Si al final decides salir a correr cuando el sol está en todo lo alto, hazlo con cabeza. Que nos de el solecito es muy beneficioso pero una exposición excesiva puede acarrear daños en la piel o en los ojos. Ponte bien de crema solar y utiliza todos los complementos que necesites: gafas de sol, gorra o gorro… Cuando se trata de correr con calor, más es más.

Y tú, ¿eres de los que se queda en casa o de los valientes que se atreve a salir a la calle en verano?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.