Cómo elegir nuestra mochila de montaña

Con el calor y el buen tiempo empieza a apetecer más salir de excursión a la montaña. Ya sea una escapada de unas cuantas horas o un viaje de varios días, debemos escoger bien el equipaje que vamos a llevar con nosotros. Hoy te vamos a dar las claves para elegir bien tu mochila de montaña y que esto no estropee tu aventura.

Las mejores ofertas

➡ Échale un vistazo a nuestras mejores ofertas en mochilas de montaña aquí. 

Marcas líderes en montaña como Deuter, Salomon y Trangoworld

separacion

¿Qué tamaño es el adecuado?

A la hora de elegir una mochila de montaña, el tamaño es un factor primordial. Podemos decir que en este caso el tamaño sí importa.

Para decidir qué tamaño nos interesa, debemos tener en cuenta qué tipo de salida vamos a hacer: elegiremos una mochila de montaña más grande para excursiones de varios días y una de tamaño más reducido para salidas de un solo día o unas cuantas horas. Normalmente las mochilas se clasifican por su tamaño y su capacidad (que se mide en litros). Y así tenemos distintas opciones:

Pero, ¿por qué una mochila de montaña se mide en litros?

Si lo que llevamos no son líquidos, ¿por qué se mide la capacidad en litros?

¿Por qué la capacidad no se mide en los kilos que puedo llevar en la mochila?

¿Cómo puedo saber cuántas cosas me van a caber en la mochila si se mide en litros?

Mucha gente nos pregunta esto a menudo y la razón de por qué la capacidad de una mochila de montaña se mide en litros es muy sencilla.

Lo que miden estos litros es el volumen de la mochila, es decir, cuánto espacio tenemos para llenarla con nuestras cosas. No tendría mucho sentido utilizar otra medida pues lo que nos interesa saber es cuánto espacio tendremos no cuántos kilos le vamos a meter.

Entonces, podemos clasificar las mochilas según su capacidad o tamaño atendiendo a la siguiente tabla:

Capacidad Uso
0 – 15 l Mochilas de tamaño muy reducido para caminatas rápidas donde puedes llevar el teléfono móvil y un par de objetos personales más.
15 – 30 l Mochilas pequeñas pero con el tamaño suficiente como para albergar sin problema todo lo necesario para pasar un día en la montaña.
30 – 50 l Mochilas de tamaño mediano perfectas para un fin de semana. Son ideales para practicar trekking o alpinismo.
+ de 50 l Mochilas grandes donde llevaremos mucho peso pero necesarias en excursiones de varios días donde necesitamos llevar mucho equipaje.

separacion

Peso VS comodidad

El peso que vayamos a llevar en nuestra mochila de montaña es un aspecto vital a la hora de organizar nuestra escapada. Lo más importante para disfrutar del viaje es que vayamos cómodos y ligeros. Por eso tenemos que establecer un equilibrio justo entre todo lo que necesitamos y el peso que cargaremos. 

La mayoría de mochilas intentan reducir al máximo su peso para que la mayor parte de la carga esté en nuestro equipaje y no en la mochila en sí. Pero cuando se trata de una escapada de varios días, es inevitable llevar bastante peso encima.

Aún así, antes de un viaje todos hemos sufrido la misma situación. Empezamos a echar cosas en nuestra mochila o maleta y no vemos fin. “Echo un par más de calcetines por si acaso“. “Me llevo otro pantalón por si acaso“. “Una linterna más y pilas de repuesto por si acaso“. Y “echo un forro polar por si acaso porque en Murcia, en julio y a las dos de la tarde nunca se sabe”… Innecesario.

Es importante centrarnos en lo que de verdad necesitaremos para reducir al mínimo el peso a cargar durante nuestra excursión.

separacion

La distribución idónea

El truco está en cómo organizar el equipamiento dentro de nuestra mochila de montaña:

  • Las cosas pesadas deben ir lo más cerca posible a nosotros, es decir, contra nuestra espalda y en la parte central de la mochila. Así, nos aseguraremos de que la mayor parte del peso está en el centro de gravedad y eso evitará posibles desequilibrios y minimizará el sufrimiento de nuestra espalda.
  • Alrededor de esa zona, en la parte inferior, superior y exterior, pondremos los objetos más ligeros. De esta forma, repartimos el resto del peso por toda la mochila y no tendremos problemas de estabilidad.
  • Por último, los objetos de uso frecuente como el teléfono móvil, la linterna o el mapa los situaremos en los bolsillos exteriores para facilitar el acceso y evitar desarmar la mochila cada vez que los necesitemos.

Las cosas pesadas deberán ir lo más cerca posible de nuestra espalda, mientras que los objetos ligeros pueden ir más alejados.

separacion

El diseño más funcional y seguro

Cuando hablamos de diseño no solo nos referimos a si la mochila es bonita o no. Cuando compremos una mochila de montaña, hemos de tener en cuenta varios factores. No solo son relevantes los aspectos estéticos. También hay una serie de aspectos técnicos muy importantes. Son estos los que nos van a asegurar durante nuestra escapada.

☑ Aspectos técnicos

  • Un modelo para cada sexo. La anatomía de los hombres y de las mujeres es distinta. La de una mochila de montaña, también. Existen diferencias como la altura y la posición de las hombreras y el ancho del cinturón de las caderas que nos asegurarán un mayor confort a la hora de llevar nuestra mochila.
  • Cuidado con la talla. Igual de importante es elegir una mochila de montaña que se adapte a tu cuerpo y a ti. Para calcular tu talla, deberás prestar especial atención a la medida de tu espalda, que es donde recaerá el peso de la mochila. Aunque lo cierto es que la mayoría de fabricantes tienen una talla única en sus mochilas. Aquí la mejor opción es escoger una con regulación de talla, es decir, una mochila con un sistema de ajuste que te permita ajustarla a la longitud de tu espalda sea cual sea.

Elige bien la talla de tu mochila y si esta es única, asegúrate de que puedas regularla a tu medida.

  • Cinturón lumbar. Es el nexo de ajuste entre la mochila y tus caderas, que es donde recae la mayor parte del peso. Por esto, debe ser ancho, estar acolchado y sujetarte bien.
  • Hombreras. Cuanto más anchas y acolchadas sean, más permitirán que el peso se reparta sobre tus hombros sin molestarte. Este factor es importante ya que más o menos un 20% del peso caerá en esta zona.
  • Cinta pectoral. Otro elemento tan importante como los dos anteriores que te mantendrá firme. Te proporcionará una buena sujeción en la zona del pecho. Gracias a esta cinta, la mochila no se desequilibrará o las hombreras no se desplazarán de un lado al otro limitando nuestros movimientos.

  • Cintas de ajuste. Imprescindibles para ajustar las cintas a nuestra medida y que puedan cumplir sus funciones. De nada serviría una mochila de montaña con unas buenas hombreras si no estuvieran a nuestra medida. Como cada cuerpo es diferente, debemos fijarnos que nuestra mochila pueda ajustarse perfectamente a nosotros.
  • Respaldo. Es importante que esté algo acolchado para minimizar el sufrimiento de nuestra espalda. También que su estructura sea rígida, es decir, que la mochila tenga una buena consistencia por sí misma.

  • Asa superior. Muy útil para cargar tu mochila de un lado a otro cuando no la llevas puesta. No olvides que los pequeños detalles son aquellos que se echan de menos cuando no están.
  • Bolsillos. Nada como la comodidad que te dan unos bolsillos. Por ejemplo, para guardar los objetos de uso frecuente y tenerlos siempre a mano. Asegúrate de que tu mochila de montaña tenga al menos un par de ellos de fácil acceso.
  • Portabastones. Otro extra muy útil para no tener que cargar en la mano los bastones o cualquier objeto parecido.
  • Sistema de hidratación. Muchas mochilas de montaña están incluyendo los sistemas camelbaks, consistentes en una bolsa para los líquidos con un tubo que permite beber sin tener que parar a abrir la mochila cada vez que tengamos sed.
  • Funda impermeable. Muchas mochilas no son del todo impermeables para que sus materiales no pierdan la capacidad de transpiración, muy útil sobre todo en la zona de la espalda donde es frecuente sudar con la mochila a cuestas. Por esto, algunas incorporan una funda externa que proteja la mochila en caso de que empiece a llover.

☑ Aspectos estéticos

No menos importantes son los factores estéticos, que no solo se refieren a cómo será nuestra mochila de montaña. También son importantes por las repercusiones que tienen:

  • El color. Los colores oscuros son más propensos a atraer el sol y por tanto a calentar los materiales de nuestra mochila de montaña. Pero también son más limpios ya que una mancha se apreciará menos sobre un color oscuro que sobre uno claro.
  • Cuanto más llamativa, mejor. En caso de problemas de orientación, más vale que nos puedan encontrar rápidamente ?

separacion

¿Mejor cuanto más cara?

La pregunta de siempre. Que tiene una fácil respuesta: no. A la hora de elegir una mochila de montaña para comprar debemos fijarnos en otros aspectos. El fabricante, los materiales y las características de la mochila te darán una pista acerca de la calidad de la misma.

Esto no significa que nos tiremos a la oferta de una mochila de montaña demasiado barata. No debemos escatimar en esta compra. Estamos hablando de una mochila que nos durará años y que tiene que ser adecuada. Ten en cuenta que vas a pasar muchas horas (incluso días) cargando esta mochila a la espalda. Merece la pena invertir algo más de dinero y ganar en comodidad y salud.

Hay que encontrar un buen equilibrio calidad/precio para no pagar de más ni quedarnos cortos.

separacion

Algunos consejos…

✅ Elige siempre una mochila adecuada al uso que vayas a darle. Si quieres darle diferentes usos y solo vas a tener una mochila, trata de que esta pueda adaptarse a cada situación. Hay mochilas que te permiten añadir o quitar bolsillos en función de la capacidad que quieras tener, por ejemplo.

✅ Si la mochila solo dispone de una única talla, asegúrate que puedes regularla a tu medida. Sobre todo en la zona de los hombros y las caderas.

✅ Elige materiales de calidad como la poliamida o el nylon. Perfectos para una mochila de montaña. Ligeros pero muy resistentes a la abrasión.

✅ No sobrecargues la mochila. Lleva contigo solo lo necesario y evitarás problemas en rodillas, ligamentos, articulaciones y espalda debido al sobrepeso.

✅ Trata de llevar la mayoría del peso en la cintura, no en los hombros. Irás más cómodo y será mejor para tu espalda.

✅ Confía en los expertos. Siempre podrán echarte una mano y asesorarte. Si tienes alguna duda, déjanosla en comentarios. ⬇

Si te ha gustado, comparte este post :)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.