¿Qué es la comida liofilizada y cómo prepararla?

La comida Liofilizada es el artículo ideal para llevar en nuestra mochila de grandes travesías.

Pero, ¿qué es exactamente, cómo se produce?

La comida liofilizada es conocida como la comida por excelencia que alimenta a todos aquellas personas cuyas pretensiones sean llevar poco peso en la mochila y tener una comida cuya caducidad sea muy longeva.

El proceso por el que un alimento natural se convierte en liofilizado es básicamente el siguiente:

congelar ese alimento y descongelarlo sometiéndolo a un proceso de vacío y a una presión atmosférica baja, sin añadir conservantes ni colorantes y por lo tanto, conservando todas sus propiedades nutricionales.

Conserva todas las propiedades nutricionales y puede aguantar años

Viene alimentando desde hace ya varios años a todo tipo de personas que realizan actividades al aire libre, ya sea trekking, corredores por etapas, militares, excursionistas y todo lo que engloba a las actividades outdoor.

La comida liofilizada se caracteriza por estar deshidratada, es decir, carente de agua y por lo tanto tiene una composición libre de líquidos lo que la hace poder aguantar años en su conservación.

Al quitarle el espacio que ocupa el agua podemos meter mucha cantidad de comida en un espacio y peso muy reducidos y esto hace que estas comidas tengan un contenido calórico muy elevado, siendo esto otro de sus puntos fuertes.

Existen ya bastantes post o artículos relacionados con la comida liofilizada, deshidratada o seca, como queráis llamarla. Os voy a hablar de una marca en concreto, la conocida Expedition Foods.

Expedition Foods. La marca.

Esta marca no solo nos ofrece un alto rango de kcal con un peso muy limitado (de esto hablaremos después) sino que también nos ofrece una amplia variedad de sabores.

Si a esto le añadimos que no tiene colorantes ni conservantes, que se puede cocinar incluso con agua fría y que tiene una fecha de caducidad de 4 a 5 años desde que lo compras, lo convierte en el artículo ideal para llevar en nuestra mochila de grandes travesías,o incluso preparado en nuestra mochila de emergencia o 72 horas.

Aquí os dejo un vídeo – review con toda la información que necesitáis y cómo prepararla paso a paso.

¿Cómo son las bolsas?

Característicamente las bolsas de comida liofilizada de esta marca son de un color naranja chillón con una imagen en toda la parte superior de la bolsa que describe una situación de expedición en montaña (suponemos que de ahí el nombre).

Bolsa de comida liofilizada

En la parte del centro nos proporciona la descripción del aporte calórico, el tipo de menú, los ingredientes, el modo de preparación, la información nutricional, el peso y nos advierte de que esta bolsa contiene un sobre absorbente de oxígeno para mantener la frescura. De ahí que esta marca pueda proporcionar una fecha de caducidad tan longeva.

Etiqueta bolsa comida liofilizada
La marca tiene varios modelos con distintos rangos de energía para quien prefiera tener una ingesta de calorías menor por cada ración. Estas van desde las 450 kcal hasta las 1.000 kcal pasando por la más común y comercial que son las de 800 kcal que personalmente recomendamos porque pesa tan solo 130 gramos.

Un punto fuerte es la gama de comida fiolizada con el que cuenta Expedition Foods ya que disponen de comidas vegetarianas y raciones sin gluten.

Lo que más sorprende de este producto es cómo han podido meter hasta 1.005 kcal (en su versión de rango extremo de energía ) en tan solo 194 gramos de peso.

Y vamos a hablar de esto porque visto de un modo nutritivo en emergencia, que tenga 33 gramos de proteína puede parecer lo ideal, que tenga 93 gramos de carbohidratos también, pero que tenga 53 gramos de grasa nos parece su punto más fuerte a utilizar en una situación en la que necesitemos no solo nutrir al cuerpo con energía, sino también acumularla para posteriores veces.

Etiqueta con los ingredientes utilizados

En la parte trasera nos debe de venir una pegatina con toda la información de la parte delantera pero resumida y traducida al idioma de donde se compra el artículo.

Esto significa que ha pasado el control de calidad alimentario de dicho país.

Modo de preparación

En la parte inferior, nos encontramos unas viñetas con el orden de preparación correcto. El único fallo que vemos aquí es que en estas viñetas no pone que quitemos el sobre que absorbe el oxígeno, que sin embargo si lo especifica en el modo de preparación.

1- Abrir la bolsa por los abre fácil que tiene en los dos extremos. Por experiencia aconsejamos tener una pequeña navaja o algo que corte puesto que la bolsa va tan bien sellada que puede que aun rompiendo estos cierres no sea suficiente y siga termo sellada como viene de fábrica (esto es un buen signo en calidad de empaquetado).

2-  Una vez atravesado este cierre nos encontraremos con otro cierre, este en formato ZIP que nos ayudará a cerrarlo después por si no conseguimos acabarnos toda la comida o queremos racionarla porque nos encontramos en una situación de emergencia. (hablaremos de esto más adelante).

3- Cuando ya tenemos la bolsa abierta por completo nos encontraremos con el contenido y con el sobre de oxígeno. Si no vemos el sobre de oxígeno a simple vista, removeremos la comida hasta encontrarlo y lo retiraremos.

4- El siguiente paso será aplicar la cantidad de agua (caliente o fría) que nos indique la bolsa, ya que puede variar según la cantidad de comida que tratamos de rehidratar.

5- Removeremos el contenido con el cubierto (en caso de disponer de uno) cerraremos la bolsa con el cierre ZIP y esperaremos el tiempo pertinente a que la comida se rehidrate ( de 5 a 8 minutos con agua caliente y aproximadamente el doble con agua fría ).

6- Una vez rehidratada ya solo queda volver a abrir, probar y si vemos que ya está aceptable para el consumo y a nuestro gusto, empezar a devorar.

Experiencia personal

Después de hacerle una prueba de durabilidad y conservación del producto que podemos observar en el vídeo, vemos que la comida aguanta 3 días perfectamente sin refrigeración a temperatura ambiente dentro de una mochila. Esto puede ser muy interesante si tenemos la intención de comernos la ración en varias tomas para dosificar el alimento.

Su sabor y textura no cambiaron y dejando a un lado las formalidades y siendo francos, están bastante buenas estas raciones, así que si estabais dudando sobre que marca comprar de comida liofilizada, cosa que yo también hice en su momento, espero que este post os haya ayudado a decidiros.

¿Dónde comprar comida liofilizada?

La Marca Expedition Foods la podéis comprar directamente en Amazon a precios rebajados.

¿Habéis probado alguna vez este tipo de comida? ¿Qué marcas recomendáis?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.